Memorias del Camino: una revelación hacia un cambio de paradigma

Es claro que lo que estamos viviendo es otro maquillaje del sistema en el que vivimos. Un sistema que se alimenta de miedo, odio y control hacia otros y otras. Un sistema con vida misma, algo de lo que se habla ahora como inteligencia artificial, queriendo controlar la naturaleza y mentes humanas. El supuesto virus del que todos hablan es solo la punta del iceberg. Están usando los mismos mecanismos de miedo y control, como en otras pasadas situaciones, para excusarse de implementar una nueva solución y nuevo mecanismos de control, como la tecnología 5G, vacunas, etc. Porque están los militares en la calles? será para imponer mas control desde el poder gubernamental? Que van a hacer estos militares? disparar sus armas para destruir el virus? Solo quieren mantener el virus psicológico infectado en los seres humanos desde hace mucho tiempo. Ellos tal vez ni si quiera saben que son simplemente títeres de estas entidades que juegan con la psiquis de los seres humanos.

Mucho tiempo atrás en mi exploración e investigación sobre la conciencia y experiencia humana a través de la plantas visionarias de Sudamérica, tuve un revelación. Esta revelación tal vez para muchos o muchas puede ser descabellada y fuera de lugar. Para mi fue una verdad que afectó mi mente, cuerpo y espíritu de una manera muy profunda. Esta revelación se me fue revelada a través de una planta amazónica, la madre/abuela.

A través de esta revelación, salí de mi cuerpo físico, como podríamos llamarlo, y viajé fuera del planeta tierra. La primera parte atravesé una especie de polvo estelar dorado. Al sumergirme en este polvo estelar, entendí que era como una especie de red intergaláctica de comunicación, algo así como un internet interestelar. Recibí información de otras civilizaciones de miles de años en segundos terrestres. Entendí también que el tiempo y el espacio fuera de la tierra fluye distinto.

Luego de atravesar ese polvo estelar, entre a una especie de nave espacial. En esta, había una mesa de centro y dos silla de cristal. En estas sillas estaban sentados dos seres sin volumen, eran como sombras sentadas. En la mesa de centro habían 3 elementos suspendidos. Un cubo, esfera y un cono. Cada uno con un color diferente. Entendí que estos seres envían miedo usando una especie de tecnología, que afectan las mentes humanas. Estos seres infectan mentes a través de sueños y pensamientos. se meten en políticos, empresarios, artistas, editores, television, deportistas, etc, para mantener esta frecuencia y vibración de miedo e ignorancia.

Pasando por este momento, me vi luego como en una sala de conferencia. En esta, había una gran mesa rectangular hecha de piedra de color negro, con glifos y tallados alrededor. En esta sala, estaban sentados unos seres vestidos con túnicas negras con sombreros del mismo color en forma de conos. Les recuerda esta vestimenta algo? Entendí que ellos habían estado interviniendo y manipulando seres humanos, como también a otros seres en otros planetas. Mientras veía esta escena también pude ver como una gran luz y/o energía que venia desde el centro del espacio afectaba la tierra y todos estos otros planetas. Esta luz trae un nuevo cambio de paradigma. Una luz que esta transformándolo todo, nivel del cuerpo mente y espíritu, a otro nivel del ser y el hacer. Esta gran luz trajo tanta clama a mi ser, que hasta pude ver a estos seres dese la compasión y encontrar el perdón. Ellos sabían de esta fuerza que esta afectando la tierra y demás sistemas de los que ellos han estado infectando desde hace mucho. Pude ver también su resignación frente a esto pues saben que no pueden hacer mucho ante semejante fuerza divina transformadora. Estaban sentados en silencio con expresiones faciales de resignación.

Este momento para mi trajo una especie de paz interior y confianza, y a la vez saber que estamos atravesando un proceso planetario sin precedentes. Comprendí que esta luz/energía quiere restablecer la voluntad divina para entrar a una nueva conciencia y por ende a un nuevo paradigma. Percibí hacia donde estamos yendo.

walking towards the sun Iceland

Luego de presenciar este momento y entendimiento, salí de este lugar, y viaje por el espacio a velocidad inimaginable para mi razonamiento humano. Llegué como hasta un “borde” del espacio. Lo sentí como una constante expansion. En este borde habían pocas estrellas, era mas negro u oscuro. En ese momento mi mente humana trataba de entender como funcionaba esta expansión o cómo el universo se sostiene. Lo que pude entender es que bajo mi razonamiento humano no podía comprender como el universo funciona. Escapaba a cualquier formulación matemática y/o científica. En ese momento solté mi apego a tratar de entenderlo todo, y mientras lo soltaba en humildad y confianza al gran misterio, empecé a escuchar/sentir un sonido, una gran frecuencia y vibración. Era tan intensa que me dejé llevar por ella en total aceptación, humildad y confianza. Este sonido iba creciendo más y más en volumen y vibración, hasta que de pronto empecé a escuchar los cantos de medicina de mi amigo curandero. Poco a poco se fue intensificando hasta que su canto tenia mas volumen que esta vibración digamos vibración cósmica, y empecé a sentir mi cuerpo humano de nuevo. Un cuerpo muy pesado. Sentí como mis huesos y demás elementos vibraban muy densamente. Luego abrí mis ojos y estaba de regreso en este plano. Me tomó un poco tiempo re-ajustarme a la densidad del cuerpo humano en la tierra.

A partir de ese entonces, he intentado estar abierto a este cambio de paradigma, a esta nueva energía que viene formándonos e informándonos sobre otras formas de conciencia. Algo de lo que podríamos llamar hoy como ciencia cuántica, o podría decir a una conciencia cuántica. Una conciencia que he visto en muchas culturas ancestrales y que han ido interpretando y formándose. Desde los Andes, la Amazonia como también en la cultura nativo norteamericana, mesoamericana, druidas, vedas y demás. El espíritu y conciencia indígena, mas allá de los mismos indígenas, que también muchos y muchas están infectadas por estas frecuencias de miedo, me trae el entendimiento a una conciencia cuántica de la realidad, una forma de restablecer la comunión con el gran espíritu, lo divino, el gran misterio. una manera de tejer entre seres humanos en relación con los otros y otras y la gran madre tierra que nos sostiene y nos enseña a recordar nuestros orígenes y hacia donde vamos. tal vez a recordar la gran memoria cósmica y nuestro lugar como seres humanos en la creación.

En mi entendimiento es como si estuviéramos infectados por un virus depredador, un depredador que vive dentro nuestro, en el que se alimenta de nuestros miedos, que nos confunde y nos hace reaccionar. Este virus del coronavirus es otra expresión de este gran virus depredador que viene infectando millones de seres desde hace mucho. Entendí hay muchos tipos de virus, no solo los que atacan el cuerpo humano, sino lo que atacan e infectan las mentes humanas.

Es probable pienses o cuestiones que esta revelación o perspectiva es descabellada o fuera de lugar. Y seria lo mas sensato la cuestiones. Pues no pretendo que me creas o pienses igual que yo. Solo comparto algo de lo que se me fue comunicado hace varias vueltas al sol atrás. Para algunos y algunas pueda tomar sentido lo que expreso y sea una perspectiva diferente que complemente la de otros y otras. Para mi esta revelación tiene aun mas sentido en las circunstancias en la que estamos viviendo hoy día y de lo que se viene.

Me queda agregar que mientras mas cuestionemos, investiguemos y saquemos nuestras propias conclusiones nos hará mas libres de pensamiento y acción frente al gran misterio de la vida. Todos y todas sabemos dentro que es lo adecuado para vivir nuestras vidas en relación con el todo. hemos sido traumatizados desde hace mucho, y hay mucha curación por restablecer. Como dirían en el mundo andino, hay que quitarnos el susto de encima para ver y vivir en armonía. Solo queda el honesto compromiso de cada uno y una para restablecer esta comunicación y manifestación divina en nuestras vidas, familias y en la tierra. nadie hará el Gran Trabajo por nosotros y nosotras. Está en cada uno y una.

En mi entendimiento la responsabilidad viene de la habilidad de responder, no de acatar una orden y cumplirla, cosa que se nos programó. Si la responsabilidad viene de la habilidad de responder, cómo ser responsables frente a esta situación? Como puedo responder desde mi centro-centro-centro y conciencia mas elevada y profunda? Está en cada una y en cada uno de nosotros en saber, formarnos, informarnos, aprender y recordar como responder a cada desafío la vida nos enseña. Responderé desde la ignorancia, confusión, miedo y terror? o responderé desde la sabiduría, conciencia y el gran amor?

Esta en nosotros y nosotras abrazar e incorporar este cambio de paradigma, nos lleve a donde nos tenga que llevar, sin miedo y confiando en el gran misterio, la voluntad divina.